Planificación de pruebas y proyectos

Planificaci%C3%B3n+de+pruebas+y+proyectos

Paso 1: Cada proyecto comienza en alguna lugar.

Cualquiera que sea el origen del proyecto, debes intercambiar algunas ideas: escríbelas todas, sin importar que de extrañas sean, y luego elije tu favorita o dos. Si estás estudiando para un examen, concéntrate en lo que no sabes y anota esas cosas.

Si estás trabajando solo en el proyecto, busca un par de amigos o familiares con quien puedes intercambiar ideas, ¡o tal vez incluso con tu maestro!

Paso 2: Planea para el éxito y cumplas con tu plan.

Recuerda que cada proyecto debe ser un proceso de aprendizaje; debes salir de él de alguna manera como una “mejor” persona, tal vez con mayor conocimiento, tal vez con mayores habilidades, o tal vez de alguna manera menos fácil de definir.

Consideres qué partes del plan de estudios se cubrirán en la ejecución o presentación del proyecto. Estés consiente a oportunidades interdisciplinarias (tal vez sea un proyecto de historia, pero trabajarás en tus habilidades literarias).

Cuando tus negociaciones con tu maestro se han convertido en una idea funcional, necesitas saber de antemano cómo se medirá tu éxito (o fracaso). ¿Quizás será una lista de verificación de hechos cubiertos en una rúbrica? Haz preguntas si no sabes cómo obtener los puntos que te mereces en un proyecto.

Paso 3: ¿Cuándo se cumple?

En este punto, probablemente estarás trabajando solo con la supervisión más ligera, por lo que realmente debes prestar atención a lo que realmente debes hacer y cuándo debes hacerlo.

¿Qué recursos materiales necesitas para reunir o acceder a ellos? Esto puede ser tan simple como pasar tiempo en una computadora, herramientas especializadas, materiales para esculpir o espacio para ensayar.

¿Qué información necesitas acumular? Es posible que ya conozcas los hechos que vas a presentar, pero ¿cómo sabes que está en lo cierto? Dependiendo de la información que necesitas, hay muchas formas de recopilarlas, desde un par de minutos en Wikipedia, hasta crear algo en papel para entregar tomando una foto del proyecto terminado.

También necesitas planear cuando necesitas estas cosas. Tendrás una buena idea de tu fecha límite final, así que trabaja hacia atrás desde eso. Necesitas tantos días para ensayar tu discurso, por lo que necesitas el discurso escrito antes de eso. Necesitas planificar el tiempo cada día para trabajar en tu proyecto. Establece metas y cúmplelas.

¡Escribe tus fechas límite!

Debes tener al menos un planificador o un calendario para anotar los plazos si tu proyecto es complejo o implica muchos pasos.

Haz lo que tengas que hacer, mantente enfocado y estés atento a tus mini plazos.

Paso 4: El Resultado Final

Después de todo tu trabajo, eventualmente terminarás tu proyecto o probarás con suerte para la grata sorpresa de tu maestro.

Ya sea que hayas estado dibujando un póster, haciendo un podcast, creando un sitio web, realizando una pieza de danza interpretativa o tomando la prueba, simplemente haz lo tuyo, relájate y déjate llevar. Las cosas están fuera de tus manos ahora. ¡Tómate un momento para estar orgulloso de ti mismo!

Paso 5: Recibir Tu Calificación

Una vez que hayas presentado tu trabajo final, se evaluará en función de los criterios que acordaste en el paso 2.

Con suerte, habrás tenido éxito, tal vez fracasarás miserablemente, es más probable que termines en algún punto intermedio.

Sea cual sea el resultado, seas constructivo al respecto.

Presta atención a dónde salió mal y descubre cómo corregirlo la próxima vez.

Resalta lo que salió bien y recuerda hacer lo mismo la próxima vez.

Cualquiera que sea el resultado de este proyecto o prueba, siempre habrá más en el futuro, y si aprendes tus lecciones ahora, los proyectos futuros solo serán mejores.